Rótulos identifican árboles en La Sabana

Nuevos rótulos informativos fueron instalados esta semana en el Parque Metropolitano La Sabana, específicamente en las zonas ya intervenidas del Proyecto de Rearborización, desde La Nissan hacia el Estadio Nacional y el costado este de las canchas de softball.

Cada rótulo especifica el sendero al que corresponde cada árbol, acompañado con su nombre científico y una imagen para que quienes visiten La Sabana conozcan más de las especies que crecen ahí y que han sido sembradas como parte del Proyecto de Rearborización que comenzó en el 2008.

Se trata de los Senderos Ceibas, Amarillo, Vaco, Almendro Amarillo y Especies de árboles en peligro de extinción. Además, los rótulos tienen un mapa de ubicación del parque que enlaza a la persona directamente a Google maps.

El ICODER, INBio y Scotiabank, aunado a las demás instituciones involucradas, continúan su quinto año de intervención en La Sabana, en un esfuerzo conjunto apuestan por la recuperación del “principal pulmón capitalino”.

Lisseth Villalobos, de Gestión de Proyectos del ICODER, explicó que uno de los propósitos principales de la rotulación es ofrecer acceso directo a los visitantes de información específica del proyecto, “que los usuarios de La Sabana conozcan las especies, nos ayuda a incrementar la identificación de las personas con el proyecto y con ello el apoyo a esta enorme iniciativa ambiental”.

Por su parte, Rocío Zamora, Gerente de Relaciones Públicas y RSE de Scotiabank, invitó a la población a que visite el Parque y disfrute de los cambios que poco a poco se han logrado con este proyecto, “la recuperación de La Sabana será un ejemplo nacional e internacional de alianza público/privado y eso nos llena de orgullo y compromiso”.

Acerca del PROYECTO DE REARBORIZACIÓN PARQUE METROPOLITANO LA SABANA

En abril del 2011 Scotiabank en alianza con el ICODER, el INBIO y con la colaboración de instituciones como el SINAC, el Ministerio de Justicia, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) y Preserve Planet, unieron sus fortalezas para convertir al emblemático “pulmón capitalino” en el ecosistema ideal para que especies nativas desarrollen su ciclo de vida dentro del parque.

El Parque Metropolitano La Sabana ha sido catalogado por especialistas forestales como un “desierto verde” pues a pesar de que cuenta con más de 6.498 árboles a lo largo y ancho de sus 64 hectáreas; de ellos, el 50% no tienen un buen estado, pues además de que en su mayoría son especies exóticas, con el paso de los años se han ido enfermando y dañando.

Para la rearborización se realizó un estudio a 6.498 árboles, para así hacer la escogencia más adecuada. El trabajo de campo contempló también entre cosas, un censo, análisis fotográfico, estudio de suelos, estudio fitosanitario del área de protección del lago, zonificación del parque e identificación de especies. Se espera que la iniciativa culmine en el 2017.

Más Noticias