Por las mujeres árbitras en la Primera División del fútbol nacional

MINISTRA DE DEPORTES Y DIRECTORA DEL ICODER SE PRONUNCIAN ANTE DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE ARBITRAJE DE LA FEDEFUTBOL

Una de las herramientas que utiliza el machismo, en su tarea por desmeritar la figura y el mundo femenino, es mediante la construcción de un imaginario, que califica y asocia con lo negativo, toda manifestación relacionada con la mujer.

Lo masculino es el ideal y el mundo de lo perfecto. Por su parte, el lado femenino, no solo es malo e imperfecto, sino que es incapaz de lograr un resultado positivo.

En un artículo que publicó el músico e intelectual Jacques Sagot, en el periódico La Nación, a raíz de los fuertes principios machistas, que rigen el mundo del fútbol señalaba que: “Cuando queremos descalificar a un futbolista, acudimos automáticamente a términos femeninos. La mujer es sinónimo de inoperancia, de incompetencia. A fin de declarar que un futbolista es mediocre debemos, en primer lugar, feminizarlo, transformarlo en mujer. La ecuación es muy simple: mujer = incompetencia. El peor agravio para un futbolista es ser equiparado a una mujer.”

De manera que no causan extrañeza, las tristes declaraciones del señor Presidente de la Comisión de Arbitraje, don Daniel Vargas, que reproducen ese esquema perverso y abyecto, al tiempo que dejan al descubierto la patología colectiva que insiste en mutilar, en menospreciar y en ridiculizar a la mujer.

Para el señor Vargas, las mujeres que se capacitan para ejercer el oficio de árbitras, no están a la altura de los hombres, ni en las capacidades adecuadas, para desempeñarse en la Primera División. Seguimos siendo ciudadanas de tercera y cuarta categoría, y seres de menores aptitudes.

Tal y como nos recuerda de nuevo Jacques Sagot: “El machismo no “vive” en las leyes. Se ha enquistado en el subconsciente colectivo, en el habla popular, en el pre-juicio”, de manera que sus argumentos no se sustentan en el conocimiento, en la información, en la ciencia. Su única tierra fértil es el estereotipo, el miedo y la ignorancia.

Es por eso que como Ministra de Deportes y como Directora Nacional del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación, exigimos una disculpa por parte del Señor Vargas, ante el menosprecio y el insulto proferido a todas las mujeres y en especial, a aquellas que con trabajo, esfuerzo y disciplina, desean ejercer el arbitraje.

En momentos en que el mundo del deporte, lucha por hacer de esta práctica, un espacio libre de discriminación, sus palabras resultan desafortunadas, disonantes y retrógradas.

Esperamos que ellas no sean el pensar de todos los integrantes de la Comisión de Arbitraje, ni mucho menos, del accionar de la Federación Costarricense de Fútbol.

Afortunadamente tenemos varios dirigentes de pensamiento lúcido, de altura intelectual y de lucha anti machista, que están dispuestos a erradicar estas telarañas de la conciencia nacional.

 

Carolina Mauri Carabaguias

Ministra de Deportes

 

Alba Quesada Rodríguez

Directora Nacional

ICODER

 

Foto:  andresbrenesdeportes.com

Más Noticias