Maestro japonés llega a perfeccionar el Judo

La Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) entregó este jueves 9 de febrero el primer voluntario de judo al Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER) y a la Federación Costarricense de Judo, en el marco de un proyecto que busca maximizar el impacto positivo de esta disciplina en nuestro país mediante procesos de tecnificación y masificación deportiva.

La iniciativa fue gestionada por medio de la Unidad de Cooperación del ICODER en colaboración con la Federación de Judo, y se convierte en una de muchas incitativas que serán beneficiadas por el Programa de Voluntariado de JICA.

Se pretende que este proyecto tenga un alto impacto en entrenadores, atletas y población en el proceso de aprendizaje del judo.

El voluntario japonés es el maestro cinta negra y sexto Dan de judo Shojiro Mino, que estará por los próximos seis meses en las diferentes prácticas de la Federación, en busca de perfeccionar la técnica y el nivel de los atletas nacionales.

Una vez que el señor Mino termine su gestión, en agosto próximo, vendrá otro maestro japonés voluntario por un plazo de dos años.

Para Dudley López, Presidente de la Federación Costarricense de Judo, este día marca un hecho histórico para esta arte marcial en nuestro país.

“Esto es realmente importante y algo enorme para nuestro deporte, tener a un sexto Dan japonés por tanto tiempo enfocado en ver detalles de nuestros atletas en proyección, es una oportunidad única que nos pueden ayudar sustancialmente a buscar la mejora constante de nuestros judocas” expresó López.

Shojiro Mino es Licenciado en Filosofía de la Universidad de Kokugakuin, capacitador internacional para diferentes cuerpos policiales como los de Kenia en defensa personal y capacitador internacional en el Judo.

Para Mino esta experiencia es única para poder enseñar sus técnicas y estilo en busca de llevar el judo nacional a otro nivel a nivel continental.

“Estoy muy feliz de poder contribuir con mi judo al judo en general de Costa Rica, esperando que esto sirva de manera importante para mejorar los talentos de este país”.

La forma en que se buscará impregnar los conocimientos de este maestro sexto Dan será por medio de la observación y práctica de los atletas.

“Creo que la mejor forma de ayudar es mediante la práctica ejerciendo el judo directamente en los jóvenes y en sus respectivas prácticas” expresó Mino.

Las visorias del señor Mino iniciarán este mismo viernes en una agenda definida por parte de la Federación Costarricense de Judo.

Igualmente Costa Rica recibió once voluntarios para el desarrollo del béisbol, solicitud que fue gestionada a través de la Asociación de Béisbol de Santo Domingo.

Lo anterior responde a la estrategia de Cooperación Internacional del ICODER, la cual busca estrechar los lazos de colaboración y entendimiento con el pueblo japonés.

Más Noticias